Cómo podemos detectar una parada cardiorespiratoria y qué se debe hacer.

En estas semanas, hemos estado repasando con nuestra tripulación tanto para los tripulantes de cabina de pasajeros en un avión como de barcos esta técnica.

Si esta situación pasa mientras vuela o navegas, como tripulante deberás saber cómo reaccionar ante los estímulos del pasajero. Cuando veas que una persona, está inconsciente y no respira deberás iniciar rápidamente las maniobras de «reanimación cardiopulmunar».

 
1. Asegúrate que el lugar donde ha quedado inconsciente no sea peligroso. 
 
2. Comprueba el estado de consciencia de la víctima. Arrodíllate a la altura de los hombros de la víctima y comienza a sacudirlo con suavidad. Pregúntale en voz alta si se encuentra bien, y si responde,  deja a la víctima en la posición en que se encuentra y poco a poco ve resolviendo los problemas que vayas detectando.

  • En el caso de que no responde:
     
    3. Pide ayuda sin abandonar a la víctima y colócalo en posición de reanimación. En posición » Boca arriba con brazos y piernas alineados».
     
    4. Se abre la vía aérea, coloca una mano sobre la frente y con la otra  mano tiramos del mentón hacia arriba, para evitar que la lengua impida el paso del aire a los pulmones.

          5. Comprueba si la víctima respira normalmente manteniendo la vía aérea abierta (ver, oír, sentir durante no más de 10 seg.)
 
         Si la víctima respira normalmente:
– Colócala en posición lateral de seguridad (PLS).
– Llama al 112 o busca ayuda.
– Comprueba periódicamente que sigue respirando.
 
Si la víctima no respira normalmente:
 
           6. Pide ayuda, que alguien llame al 112 mientras  inicia 30 compresiones torácicas en el centro del pecho.
 
           7. Luego, realiza 2 insuflaciones con la vía aérea abierta (frente-mentón) y la nariz tapada. Si el aire no pasa en la primera insuflación, asegúrate de estar haciendo bien la maniobra frentementón y realiza la segunda insuflación, entre o no entre aire.
 
           8. Alterna compresiones – insuflaciones en una secuencia 30:2 (30 compresiones y 2 insuflaciones) a un ritmo de 100 compresiones por minuto.
 
           9. No interrumpas hasta que veas que la víctima inicia la respiración espontánea, o llegue ayuda especializada.

× ¿Cómo puedo ayudarte?